Un soplo del pasado

Etiquetas

, , , , , , ,

Ventolera que te espera

tras la esquina,

sopla el viento contra tu rostro incierto

el aire te empuja a la locura

no sabes por donde llegó

pero te trajo recuerdos

de los llamados cuerdos

de los que te apartaron

de los que usurparon tu mente

de los que te humillaron

de aquellos que te quisieron

o eso dijeron,

simplemente, llegó tu vida

a tu rostro incierto.

Doblaste la esquina

todo fue sosiego

y un viejo recuerdo

que te vino persiguiendo

¿fue cierto? Quizá solo un mal recuerdo

porque hoy solo me encuentro

porque hoy vacío me siento,

¿qué es mejor? Esto, o un mal recuerdo,

No sentir o sentir dolor

por un pasado y un futuro incierto.

 

 

 

.     *Quique González acompañado de Ivan Ferreiro pone música con sus vidas cruzadas al soplo de un pasado que nos abordó en el poema.

Vidas cruzadas

.     **NA: Publicado originalmente el 22 de Mayo de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

Anuncios

Vuelo eterno

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Compartimos todo, compartimos la adolescencia iniciática, compartimos locuras, compartimos planes futuros, y cuando creía que nos comeríamos el mundo desapareciste excusándote que te ibas de viaje, y yo quedé anclado y varado esperando que me pidieses llevarte el equipaje. Nunca supiste encontrar tu sitio, dando tumbos de un lado para otro. No fuiste mala estudiante, pero tampoco brillante, siempre con pájaros en la cabeza, pero quién no los tiene en esa época. Poco a poco te fuiste dejando llevar, las amistades por ti elegidas me hacían temblar, no podía seguirte hasta donde me querías llevar, entiende que el precipicio daba angustia solo con mirar, y no invitaba a querer saltar. Antes de esto, cada día pasaba por delante de tu ventana que con la persiana a medio bajar me impedía verte, pero no cegaba tu visión de mi paso, y rauda salías a la puerta de tu casa, y yo me giraba al poco de rebasarla esperando encontrarte allí postrada, apoyada en la jamba con tu media sonrisa, pícara e invitadora. Bajaba por la calle sin asfaltar, sin adoquinar, calle de arena, calle de pueblo aún estando en la ciudad, calle que me llevaba hasta donde debía estudiar, como río repleto de peligros en las orillas. Orillas formadas por casas bajas,  chabolas, que eran el escenario que nos envolvía, cualquiera diría que era lógico acabar mal, por aquel entorno original, por esas casas que escondían fuego para las venas. Más adelante, ya no fueron solo miradas, llegó la amistad y algo más. Disfrutábamos tanto juntos que quizás no estaba viendo que te estabas alejando, no supe ver que preferías vuelos a los que nunca te acompañé, que me estabas cambiando por otros placeres que yo siempre evité. Y fue ya tarde cuando te vi perdida y esos placeres que no pude comprender ya te estaban arruinando la vida. El dolor por verte sumida en esta decrepitud y despojo, en lo que te has convertido no ablandará mi corazón. Tantas veces te vi este tiempo, siempre con mirada ausente, con la cara embotada, y un andar tambaleante, haciendo cualquier cosa por volver a hincarte esa lucidez, y evitar ese frío que te mata cada amanecer. Ha pasado tiempo y tú me insinúas volver. Te veo con la sonrisa partida, con la mente desvariada, y todo por dejarte llevar por compañías extrañas. Cada vez que te miro me pregunto cómo ayudarte, pero enseguida me digo que es demasiado tarde, y aunque me pese verte así, no puedo arriesgarme, me dejaste herido cuando me abandonaste, todo se estropeó cuando tomaste la decisión de dejarme, por buscar por los descampados una felicidad ilusoria, que era breve y efímera, tan frágil que apenas duraba un suspiro, el rato que con el gesto perdido y desencajado, babeante y espumoso, volabas fuera de ti, y te sentías en otro mundo, un mundo lento, en el que los movimientos parecen nunca llegar al fin. Esos insignificantes instantes que perseguías tras esquinas inmundas, compartiendo con amistades de nieve, en la soledad. Y ahora no hay una puerta de salida a la estupidez que llena esa vida de búsqueda insatisfactoria, ahora es demasiado tarde. Te estaba contando todo esto, cuando se me acaba de helar la sangre, veo en el diario tu foto y tus iniciales. Descubierta caída en la calle, con la acera de almohada, sin halo de vida, toda tú, apagada. El brillo lo perdiste hace mucho tiempo, pero hoy ya no queda nada, ni la esperanza de cambiar tu destino, un destino que te alcanzó antes de lo previsto, y llegaste al fin cuando aún te quedaba tiempo para vivir, tiempo desaprovechado y arruinado, volatilizado, alzado en vuelo eterno, como tú querías. Volaste para no volver más.

 

 

 

.     *Hoy agarro las canciones de Sabina y de J.B. Humet para sonorizar la dura realidad de toda una generación rota por las drogas.

Princesa”                                         “Clara

 

.     **NA: Publicado originalmente el 24 de Abril de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

No supe verlo

Etiquetas

, , , , , , , ,

Tu realidad

No era mi realidad

Nos encontramos viniendo de caminos diferentes

Nos cruzamos pero eran caminos divergentes

No nos buscábamos pero nos hallamos allí solitarios

Y pensamos que el destino lo había provocado

Yo quería estar a tu lado

Tú me diste la mano

Entregada desde aquel día

Tú paseabas tu perro y yo mi melancolía

 

Quisimos querernos pero no nos quisimos

Quisimos no hacernos daño pero nos lo hicimos

El tiempo no ayudó

Quería quererte

Pero no sabía quererte

Quería no dañarte

Y terminé por maltratarte

Quería lo que no tenía

Quería no huir y salí corriendo

No entiendo que ahora te esté persiguiendo

 

Tú eras

Influjo de luna

Locura nocturna

Y no supe verlo

Se fue la mancha pero quedó el cerco

Hoy me hallo

En los suburbios de tus sentimientos

 

Y cuando te veo y me ves

Te regalo flores con la mirada

Y tú no me ofreces jarrones donde colocarlas

 

Asusta pensar que piensas diferente

Que ya no piensas lo de ayer, lo de antes, lo de siempre

 

Merezco que hoy mires para otro lado

Cuando pido volver a tu costado

Y que no veas el rostro antes enamorado

Que solo veas una cara de idiota atolondrado

 

 

.     *Nena Daconte nos presta su canción para completar nuestro poema, en el que por no ver a tiempo el amor, se nos quedó cara de idiota.

Idiota

.     **NA: Publicado originalmente el 10 de Abril de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

 

Quisiera entender

Etiquetas

, , , , ,

Quiero entender

que ahora prefieras la soledad

quiero entender

que te quieras alejar

quiero entender

que quieras pensar

pero aunque quiero no puedo

y tengo que aceptar.

Pero que sepas que

te espero, desespero, y espero

por siempre.

 

 

.     *Efecto Mariposa nos dice “adiós, pero no te voy a olvidar”, al igual que el poema, que aceptando lo inevitable no duda en dejar las puertas abiertas para un regreso.

Es por ti

.     **NA: Publicado originalmente el 16 de Mayo de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

 

Mucho que contar

Etiquetas

, , , , , , ,

Nos gastamos algo de dinero del ahorrado para las vacaciones en ir aquel fin de semana al festival en el que tocaría nuestro grupo preferido. Se nos presentaba un viaje excitante, nunca habíamos salido de nuestro pueblo, ese verano sería el primero y por eso no dejábamos de engordar la hucha con la ilusión de un gran viaje lo más alejado posible. Cuando surgió la posibilidad de ir a escuchar a nuestros ídolos musicales no nos pudimos resistir a esquilmar los ahorros y que nuestro gran viaje veraniego se quedase en algo menos ambicioso y se tornase en algo más doméstico, quizás nos diese para llegar a la playa, pero valía la pena el cambio. Salimos del pueblo en autobús, cargados con las mochilas y la tienda de campaña, aún ninguno de los cuatro teníamos permiso de conducir, era todo tan especial, por primera vez nos dejaban viajar a solas, lo que hacía que tuviésemos los nervios a flor de piel y haciéndonos destilar por cada poro. Nos esperaba una aventura, nuestra primera aventura. Cuatro amigos “pueblerinos festivaleros” nos parecía algo rompedor, nadie en el pueblo lo había hecho, seríamos la envidia de muchos de nuestro conocidos y amigos.

Aún puedo oír hoy los truenos y el repiqueteo de la tormenta que nos arruinó la actuación del grupo por el que habíamos viajado. El cielo se oscureció en unos minutos, el aire comenzó a levantarse y con rapidez se convirtió en ventolera y vendaval, y en unos instantes, los primeros rugidos del cielo nos alertaron de lo peor, y así fue, como por arte de magia, visto y no visto, el cielo se nos caía encima en forma de torrente, todo el mundo corrió en busca de cobijo, nosotros conseguimos llegar a la zona de tiendas y ponernos a resguardo, no antes de llegar calados hasta los huesos. No dejó de llover en un par de horas, con tal fuerza que decidieron suspender la actuación. Nuestro primer pensamiento fue de desilusión y frustración, pensando que el dinero gastado había sido un error puesto que al final no habíamos podido ver a nuestro grupo preferido en acción, pero enseguida vimos el lado positivo, esto sucedió el último día del festival y a pocas horas del cierre, habíamos disfrutado casi tres días completos y eso ya nos había dado grandes satisfacciones y disfrute, y teníamos muchas cosas que contar a nuestro regreso.

 

 

 

.     *Para completar el texto añadimos la música de Love of Lesbian con su “Club de fans de John Boy” que en su esencia festivalera y de concierto encaja con lo narrado.

Club de fans de John Boy

 

.     **Nota: Para potenciar la creatividad hay un ejercicio que es hacer frases con palabras que empiecen por letras cogidas al azar. En un breve curso creativo que hice se realizó ese ejercicio. Esta vez eran un par de frases a inventar, nos dieron ocho letras en dos grupos de cuatro, después se pedía escribir un breve relato en el que esas frases formasen parte de él. El resultado fue el texto que leíste antes.

Las letras y las frases:

N G A D ; Nos Gastamos Algo de Dinero

P O H T ;  Puedo Oír Hoy los Truenos

Duele el olvido

Etiquetas

, , , , , , , ,

Ver con nuestros ojos lo que ya era evidente, ver una vez en directo el olvido, es mucho más duro, es más doloroso que las cien veces que lo hemos imaginado y recreado, desde el abandono sufrido o del por nosotros realizado y decidido. Quieres o crees que quieres, nunca es seguro lo deseado, se duda si es deseo de novedad o simple cambio por el hastío de lo hallado en nuestro camino, de lo que tenemos estamos cansados y precisamos cambios que nos incentiven el avance de otras aspiraciones diferentes, que nos impulsen a lo desconocido y que queremos conocer. La vida se nos muestra aburrida y sosa, sin alicientes, sin chispa, sin ese chisporroteo de brasas incandescentes, sin esa llama que devore situaciones y experiencias, sin el fogoso fuego del deseo. Todo nuestro entorno se nos vuelve en contra, o eso percibimos. El trabajo, el ocio, la familia, los amigos, se nos hacen una carga, bultos incómodos que nos apetece dejar a un lado. Y la pareja se nos vuelve insoportable, asfixiante, y pretendemos un espacio limpio, precisamos de una bocanada de aire, y urgimos al otro que nos deje respirar, que entienda que lo mejor es echarse a un lado, que el camino a seguir es mejor hacerlo separados, que en nuestro estado no somos buenos compañeros de viaje, que lo mejor es parar y no hacernos daño. Nos imaginamos vidas diferentes, futuros nuevos sin lo que tenemos alrededor, sin los que tenemos a nuestra vera, que nos parecen agotados, sin la energía vital que demandamos nos deben inocular, y les apartamos como baterías desechables sin carga, sin nada que aportarnos. La confusión apoderada de nosotros nos empuja, no pensamos racionalmente unas veces, y otras sí sopesamos todos los avatares habidos y por haber, aunque dudamos si es la insatisfacción la que guía las decisiones, o si el inconformismo con una vida no plena es lo que aboga a tomar resoluciones, a veces meditadas, otras espontáneas y poco estudiadas. Y somos implacables ante la demanda de motivos por parte de los otros y más si esas cuestiones nos vienen de la pareja, que no lo esperaba, no lo vio venir, y asombrada y dolida por la situación nueva, nos repudia. Y en ocasiones el llanto y la congoja, el chillido y alarido le suceden y nos lo lanza con súplica de respuestas a sus preguntas, pero otras el estado de aturdimiento lo acalla todo y el silencio se apodera del lugar y solo quedan gritos callados, mudos reproches de miradas llenas de lágrimas por brotar. En otros trances, es esperada esa ruptura por el otro y no hay reproches, solo musitados adioses, dolores por el fracaso pero con nuevos horizontes. Y otros casos aunque esperado el final, la crítica y censura por lo pasado surge, y la mirada se tinta de rabia y sin perdones, y se lanzan a la cara mil errores, mil situaciones desveladas por el odio desatado por el anhelo nuevo. Hoy, pasado el tiempo y conseguido el olvido deseado para la nueva vida que tenemos, ese olvido argumentado hacia el otro que no entendía que quisiéramos eso. Hoy duele ese olvido, siento cuan olvidado he quedado en tu vida, hoy que te vi con la risa desenfrenada y la alegría desbordada, hoy vi a otro a tu lado, al que hoy envidio por lo feliz que te vi, y aunque me aparté para no traicionarte, para que tu vida no fuese una mentira por mi caída, e hice que mi recuerdo en ti de odio pleno lo llenases, hoy me di cuenta cuanto te amé y para no llamarte me aparté. No sirve de nada haber sido el que decidió la separación, uno nunca queda preparado para verse olvidado.

 

 

 

.     * Como en el texto, Bunbury confiesa que la sigue queriendo pese al olvido por él propuesto.

Confesión

.     **NA: Publicado originalmente el 12 de Junio de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

Lectura distorsionada

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Foto: Isabel M. Martínez

 

Leo entre rejas la historia de aquella mujer embaucadora, la historia de sonrisa y gafas oscuras en días soleados, leo distorsionado por estos barrotes que no me dejan ver la realidad al completo, que me lo tergiversan a su antojo o quizás a mi antojo para acomodar los hechos a un entendimiento más amable, menos doloroso. Me veo con mis guantes, los mismos que utilice en el macabro acto, en la ilegitima decisión, endiosado, aniquilador. Leo lo que he escrito, lo que relaté, quizás para librarme de fantasmas que anuncian cada noche una tempestad interna o simplemente para intentar entender qué sucedió, qué incitó y activó ese desequilibrio que aquí me ha llevado.

 

 

*Para completar el relato la voz de Rosalía en “Pienso en tu mirá”, segundo single de su próximo album “El mal querer”.

Pienso en tu mirá

 

.     **NA: En el blog “el bic naranja”, antes Fernando Vicente y ahora Anita Dinamita, los viernes propone un ejercicio de creatividad, mostrando un vídeo o una foto o un texto para que cada uno desarrolle y cuente la historia que le sugiera ese elemento; catalizador y detonante. Arriba leíste el breve relato que escribí al ver la fotografía de su propuesta: “Creemos que la realidad es una, pero es tan solo nuestra percepción. Así nos lo muestra Isabel M. Martínez en esta fotografía de la serie The weekend. ¿Serías capaz de escribir dos historias a la vez?”

 

Los días que no fueron

Etiquetas

, , , , , , , ,

Postrado.

Tanto tiempo para pensar

que estoy agotado.

Los sentimientos golpean,

los recuerdos empujan,

los deseos estrujan

y yo me desespero,

no consigo expresar

todo lo que quiero.

.

Si fuera capaz

de decirte lo que te añoro,

lo que por ti lloro,

lágrimas saladas

caen por mi cara,

cara desencajada

por el dolor que me acompaña.

.

Compañía dolorosa.

Compañía de desamor.

Compañía de frustración

por tu partida,

saliste antes de llegar,

huiste antes de aceptar.

.

Sortilegios hago,

pues  tu rechazo no comprendo,

aunque sí que entiendo

que sentías amenazada

esa vida recién estrenada.

 

 

 

.     *El poema nos hablaba de lo que no fue, de lo que no pudo ser, y Love of lesbian nos dejan sus días no vividos… que viene a ser lo mismo.

Los días no vividos

.     **NA: Publicado originalmente el 1 de Junio de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad

 

Doliente instante

Etiquetas

, , , , , , ,

Del instante en el que me muevo

surgen mil historias sin remedio,

dilatadas agonías que surgen en mí,

desquiciados encuentros que son desencuentros,

retablos de colores que llegan,

colecciones de humores que afligen,

dentelladas de una vida sin destino,

dolorido destino que no encuentro.

Busco con obsesión, con desesperación,

como si el tiempo se me fuera.

¿Se me va? Sí, se va entre mis dedos,

manos que no logran detenerlo,

ni siquiera ralentizarlo, para

con calma disfrutar de algo.

Todo fluye y mi mente me empuja

en busca del disfrute, por las sorpresas

del futuro, que no llega.

Tampoco llega tu llamada,

que me rescate de este instante

de locura de vida perdida,

que se resquebraja, diluye y borra,

sin aliciente de lucha y avance,

sin tu aliento que me calme,

del deseo de cese inminente

de esta triste vida doliente.

 

 

 

.     *Para este instante vacío de ilusión de vida, le ponemos música de Ella Baila Sola, que también sienten como se les va el tiempo y la vida.

Se me va de las manos

.     **NA: Publicado originalmente el 11 de Junio de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad

Éxodo definitivo

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Tuve un escalofrío. No supe el motivo, ni de dónde provino, quizás podía ser una corriente de aire la que me erizó. Pero como no había brisa y sí hacía calor, creí encontrar la reacción del cuerpo en ese motivo, el del calor. Hay veces que cuando viene un golpe de calor el cuerpo lo refleja con un escalofrío, al menos a mi me pasa. Luego asumí, no era algo externo, era algo que me venía de dentro. Podría, siendo cursi, decir que era del corazón, pero voy a ser más racional, me vino de la mente, del deseo de traerte a mi lado que me asaltó. Recrearte sin tu permiso. Ese permiso vetado largo tiempo atrás, cuando decidiste negarme el visado. Y fue lo que me pasó, vi tu imagen y el frío me recorrió, casi sin darme cuenta estaba viendo tus ojos brillantes, que se cerraban lánguidamente, provocando que esos parpados ya caídos no pudiesen ser si no besados por mis labios decididos. Tus manos exultantes de vida por tocarme, por acariciarme, por recorrer primero mi rostro con suave roce, buscan rápido mis palmas para acariciar los surcos de mi vida, que sueño serán también los de tu vida. Siento la delicadeza de tus yemas como avanzan hasta encontrar el abismo entre mis dedos, y dejarse caer por ellos, enlazar tus dedos con mis dedos, y apretar las manos como si fuese de vida asidero. Y en ese estrujarnos y apretarnos, hay mucho, hay sentimiento desbocado, ese acto nimio es amor desaforado. Esa opresión de manos, este estrecharnos, es darnos los miembros que a otros privamos, que para otros evitamos. Y agarrados nos acercamos, para que tras las manos vayan los antebrazos que se rozan y sienten la piel suave del otro, en esa parte sensible y delicada del interior del brazo. Y tras esa breve fricción, las manos al soltarse exploran con destreza, con caricia sincera, ese mar de venas. Las manos desprendidas, ya libres, salen ociosas en busca del cuerpo, en busca de una cintura que es el sosegado paso hacía la espalda que tentar, espalda que recorrer y abrazar, para así nuestros cuerpos juntar. Esa espalda que me diste para no verme y no mirarme a los ojos, espalda que me denegaste, hoy sí voy a rodear con todas mis fuerzas. Y ceñido mi cuerpo al tuyo, noto tus pechos sobre mi pecho. Y esa blanda dureza, me excita, y despierta en mí todo el deseo sexual que hasta el momento solo era tierno deseo, y mis manos están tentadas a buscar esos senos cálidos que siento en mi cuerpo.  Y Tan cerca y próxima te sostengo, que no puedo evitar que el roce de mi cuello en tu cuello me haga estremecer y percibir que mi sexo se inflama, y mi boca busca ese preciado espacio del cuerpo que es tu cuello, que al contacto de mis labios, recibe un placer que lanza por todo tu ser con desenfreno. Locura que hoy no podrás sortear, hoy mando en este sueño, y apartado de estos trances hace tiempo, hoy mi pensamiento es fiero, hoy no podrás eludir mis besos. Y te retengo junto a mí, y mi boca ávida de ti, busca subir hasta tu oído para musitarte el amor que te tengo y que necesito. Avanzo con mi mejilla por tu mejilla convertida en desierto incandescente. Tus labios quedan a un paso de mis besos guardados, que vengo esta noche a entregar. Déjame rozar mi nariz por el borde de tus parpados, recorrer todo tu rostro que con respiración entrecortada ahoga mi alma. Y no puedo demorar más lanzarme en pro de tus labios que se abren para recibir los míos, para recoger mis besos y toda mi vida que va en ellos, y esa atracción que ejerces en mí hace que me diluya por tu boca, esperando que hoy no me digas que no, que hoy sí me abras tu cama y recorramos nuestros cuerpos con la pausa necesaria de un amor infinito que ya vimos finito. Y me quedo llorando, triste y desvalido, sé que este fue un recorrido de éxodo definitivo.

 

 

.     *Nadie nos puede impedir soñar con nuestro amado, aunque nos haya negado su presencia en el presente o en el pasado, en sueños no lo puede hacer. Y a veces nos ataca el deseo de estar y recordar y nos dejamos llevar hasta que se nos arrebata el alma… Toni Zenet nos pone música para este soñar, para el que él pide permiso…

Soñar contigo

.     **NA: Publicado originalmente el 07 de Junio de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad