Etiquetas

, , , , , , , ,

Fotografía: Nicolas Bruno

El blog “el bic naranja” los viernes propone un ejercicio de creatividad, mostrando un vídeo o una foto o un texto para que cada uno desarrolle y cuente la historia que le sugiera ese elemento; catalizador y detonante. Abajo dejo la aportación que hice allí a vuelapluma sobre la imagen perteneciente a un artista neoyorquino llamado Nicolas Bruno.

 

¡Fuego!

 

¡Fuego!, ¡fuego!, ¡fuego!

Debería gritar; ¡Fuego en el invernadero! Fuego en ese lugar cálido que nos mantiene al margen de las inclemencias del tiempo, ese lugar cómodo dónde florecemos a salvo de la intemperie, del sol abrasador y de los vientos invernales, de las heladas nocturnas. Al margen de lo duro del verano y del invierno, pero también de todo lo bello que hay en ello. Eterna primavera en el invernadero, hoy en llamas, ardiendo todo dentro. Como pirómano miro atónito el espectáculo, miro entre la satisfacción y el miedo, ¿quién provocó el incendio?, quizá no fui yo, pero sin duda cómplice me veo, pirómano me siento, desde fuera miro, pero soy yo el que está dentro. Soy yo el que arde a cada momento, impávido no me muevo mientras me abraso y me quemo, y a ratos lloro sin consuelo, no hay extintor para tanto fuego. En la pira solo queda el descontento. Sí no salgo pronto seguro que perezco, o ya he perecido y esto solo es un cuento.

 

 

 

.     * “En el mismo renglón, gozo y dolor…”, dice Vetusta Morla, que completa perfectamente el texto.

Pirómanos

.

     **A María por guiarme hasta la canción, y más.