Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Se seca la tinta gris

en el tintero de mi cerebro,

siento que no hay nada,

que agotado el elemento

el papel queda huérfano,

no se puede tintar

no llegan las palabras

no surgen los sentimientos.

 

Se rasga el papel en la tentativa

y no queda constancia de la misiva,

sólo el folio sajado

muestra la herida del proyecto fracasado.

 

Ahondo más y más en el dolor

más y más en cada intento,

apretando como si dependiera de ello

y el fluir obedeciese a la presión

y no al profundo afecto

con el que te quisiera decir y no puedo.

 

Repito la acción y ya no es leve corte,

es un rasgado lamento en el blanco desierto

surgiendo como abismo en el frío glaciar recién descubierto,

insalvable este despeñadero nos aleja sin denuedo.

 

El tajo da vértigo, miro con desaliento,

la duda la mano atenaza,

en el desgarrado,

ya no hay lugar en dónde decir

te echo de menos,

no hay forma de escribir

te quiero,

seca la tinta gris

en el tintero de mi cerebro.

 

 

 

.     *En esta distancia que nos separa, nos quedamos secos, y el objeto de escritura se vuelve filoso y rompe y rasga en donde debería dejar bella palabra, y ya no queda nada que decir, no quedan ni las intenciones, como cantan  Ruidoblanco.

Ni las intenciones

ruidoblanco - midiendo el tiempo con canciones

 

.     ** Publicado originalmente 16 de Octubre de 2014. Hoy recibe una segunda oportunidad.