Etiquetas

, , , , , , ,

El frío me hace recordar que todo se truncó, que en esta ciudad siempre es invierno cuando no estás tú, que ya la primavera no entrará en la capital. Hoy me doy cuenta que cada abrazo que me dabas que cada beso recibido y dado no fueron para nada, que aquel 87 fue un año especial, que nuestro amor era sincero mientras duró, ese sueño ardiente nos mantuvo en un idilio que nunca creímos efímero. Hoy me doy cuenta que los labios partidos a besos nos dejaron con las bocas heridas de tanto hacerlo, y al principio, cuando encuentren otros labios escocerán los nuevos besos. Ahora que sé que te fuiste para no volver, me siento solo y sé que me olvidarás y encontrarás otros caminos y paseos que recorrer junto a otro que no seré yo, no te lo echo en cara, ni te lo reprocho, solo soy consciente hoy que eso pasará, tú no irás a buscarme ni yo te cogeré la mano, y tu brazo no se colgará de mi brazo, no nos perderemos por las calles de esta ciudad que hoy tan fría me parece, el invierno se prolongará indefinidamente y quizás tenga que migrar, todos los lugares me recuerdan las caminatas sin destino que ambos hacíamos, hoy soy consciente que nada volverá, tus pasos y mis pasos se podrán encontrar pero no irán uno al lado del otro más, lo probable es que se crucen con la cabeza baja, evitando mirar, yendo acompañados de otros que nada sabrán.

 

 

.    *Un año con sueños ardientes es especial para bien o para mal, Nadadora nos lo cuenta en estas canciones.

1987”                     “El sueño ardiendo

 

.     **NA: Publicado originalmente el de 4 de Febrero de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad levemente retocado.

Anuncios