Etiquetas

, , , , ,

Hilvanando tu cuerpo,

roto, destrozado,

con los mimbres

desmembrados,

en la casa derrumbada

teñidos de negro y grana,

efímeras miradas,

llamadas lejanas,

silencios castigadores,

llantos por no oír llamadas.

.

Triste por el olvido

de quien creíste

te amaba.

.

Sollozos por no tener

aquellos gozos,

gozos que supuran,

tras tu mirada,

tierna, dulce,

abrasadora,

tu mirada.

Aquella que

provocaba lagrimas

en mis ojos por

no entender nada,

por intuir

tu ruptura anticipada,

por sentir que

se me escapaba

tu presencia,

tu mirada,

y solo me quedaba.

.

*Antonio Carmona nos pone la música a este poema en el que reconstruimos la figura amada con los recuerdos deshilados que aún guardamos.

Ay de mí

 

.     **NA: Publicado originalmente el 13 de Febrero de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

Anuncios