Etiquetas

, , , , ,

Me dices que tengo que dejarte, que no eres bueno para mí, y lo he pensado y creo que tienes razón, que no quiero sufrir, y aunque en este momento es lo peor, a la larga será lo mejor, debo acabar contigo. Despierto cada mañana y me digo lo mismo, tu amor me hace daño, dices que me quieres pero a cada momento sales corriendo, dices que no puedes estar sin mí, pero al segundo ya no estás aquí, tu cabeza vuela y tu mente se va, cada instante que vives a mi lado me parece que no estás, que huiste a un mundo al que no me dejas entrar, no sé qué te pasa pero no me dejas estar ahí donde tú vas, no vas con el cuerpo vas con el pensamiento, no estoy en tus proyectos y tú no lo sabes, tus obsesiones no son compartidas y tus manías, quimeras y fantasías no son las mías, pero no lo son por ser rechazadas por mí sino por no ser compartidas por ti, no las sé, no me las cuentas, me mantienes apartada de tu mundo sideral, en ese espacio infinito en el que te mueves y al que quiero que me lleves y tú no me quieres llevar, o quizás ni siquiera es decidido por ti, quizás no sabes que lo haces y siempre que partes me dejas a aquí varada, en la fiebre y el llanto que me acompañan cuando tú no estás, aunque estés ahí pegado. Me haces pensar que el problema soy yo y no quiero seguir con esa sensación, debo acabar con esta duda que me lacera, que me rompe y me amarga, todo este titubeo me duele y envenena, la congoja que tengo no me deja respirar, preferiría verte con otra y acabar con esta vacilación, con esta indecisión si el problema soy yo o hay otro corazón que te llena, al menos si lo hubiese y lo viese descansaría y rompería esta desazón que llevo dentro y me consume y aflige y me vuelve loca, dime si hay otra, esta angustia cotidiana me desgasta y no soporto más esta calma, sólo me devuelves silencio como si no pasara nada, y sí que pasa, no sé si estás a gusto o es pose, si no te atreves a decir adiós y esperas a que lo diga yo, si te incomoda esta situación, o la rutina es la que asesina y mata nuestras vidas, o ese día a día te degrada las ganas de mi compañía, o se ha extinguido todo sentimiento hacía mi y ya no te creo emociones y sigues conmigo por la costumbre como otro elemento más, como esa pelota que te trajiste de tu niñez; quizás incluso te genere más ternura que yo, y te traiga viejos amores de adolescencias compartidas, añoranzas de lo que pudo ser y no había sido. Tus miradas pasivas, tu indulgencia a mis miradas compasivas que me molestan más que a ti, condescendiente con todo lo mío, no me siento bien con este sentimiento de lástima que me generas, no puedo querer a alguien que me da pena, y te quiero tanto que no soporto este sentimiento confuso que me aborda, empiezo a odiarte por temer lastimarte y antes de que esto suceda creo que debo partir, necesito alejarme de ti, me da miedo dejarte sólo pero no puedo continuar, te veo tan frágil que temo te quiebres y que no sepas avanzar, que caigas por un abismo, pero no te puedo seguir, si no el abismo se abrirá para mí. Siento que hay algo que está cambiando.

 

 

 

.     *Julieta Venegas nos acompaña el texto con dos canciones en las que nos recuerda que en las relaciones hay algo más que a simple vista no se ve, y necesitamos a alguien que nos lleve donde va.

Algo está cambiando”                           “Alguien

algo_esta_cambiando_single_cover

 

.     **NA: Publicado originalmente el 10 de Febrero de 2012. Hoy recibe una segunda oportunidad.

Anuncios