Etiquetas

, , , , , , ,

En el blog “el bic naranja”, su autor Fernando Vicente, los viernes propone un ejercicio de creatividad, mostrando un vídeo o una foto para que cada uno desarrolle y cuente la historia que le sugiera ese elemento que actúa como catalizador y detonante.

Me traigo aquí mi aportación que hice allí a vuela pluma, sobre la foto que adjunto y de la que Vicente dice no saber su autor. Como siempre, completo el relato con música, esta vez con las potentes guitarras de Los Romeos.

Dominio y sumisión

Estoy susurrándote al oído las palabras que te excitan, que hacen que tus pezones se endurezcan. Pezones erectos que se me clavarán en mis palmas, pezones que pellizcaré y estiraré hasta el dolor, que no podrás verbalizar. Pezones que culminan esos pequeños pechos que tanto me gustan, senos que puedo acariciar por completo como frutos que recolecto. Pechos que amasaré con fuerza y fruición cuando introduzca el pene que llevo amarrado a la cintura. Y arqueas tu espalda en busca de mi cuerpo, que te domina, y que deseas que siga siendo así, aunque también deseas que no me demore, que avance más rauda hacia el orgasmo que te llegue explosivo. Pero yo disfruto tanto viéndote desear lo que yo te puedo dar que no puedo más que alargar tu agonía. Disfruto tanto dándote como tú recibiéndome. Te musito al oído, que te partiré en dos con la tranca que te entrará por detrás con la violencia y daño que añoras sentir, quizás incluso sientas la humedad de la sangre deslizarse por la entrepierna en el desgarro doloroso, y tu piel se eriza de pensar lo que te anuncio venidero, pero no será ahora, no serán aún las embestidas que anhelas, de un daño orgásmico. Aún queda mucho juego para tu deseo, para mi deseo, mi sumisa, sabes que no hay amor que solo es sexo.

 

 

*Los Romeos con su sonido guitarrero nos cantan que esta noche no la olvidarás, como a buen seguro, ellas tampoco la olvidarán.

Muérdeme

Los Romeos

**NA: Uno está tentado a retocar el texto viendo las imperfecciones del mismo, (que son muchas), pero me resisto, puesto que el juego es el de la improvisación y el resultado que se consigue en el momento, y así lo dejo.

 

 

Anuncios