Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Angustiado

por la despedida,

en la  intemperie,

estoy llorando,

o es lluvia.

Laceran mi rostro puñales

de dolor por tu partida.

¿Porqué no llorar?

Si es liberación.

Quizás me acostumbre

al encierro prolongado.

 

Abstraído por el

olvido,

surge que oigo

algo,

algo lejano.

Lluvia árida

que rompe

singular encuentro,

noticia lejana

de alguien que dice

que ama.

Lloro por que la noticia

no es para mí.

 

Solo en el andén sigo esperando

ese tren

que traiga tu

cuerpo.

Te veo en todas,

pero no eres ninguna.

Solo llanto al creer verte,

surge de mi alma,

llanto de angustia,

angustia desenfrenada.

Esa despedida

que alumbra toda mi vida,

porque quisiera

nunca hubiese habido tal despedida.

Espero el regreso

de aquel amor

que fundió mi corazón,

y que hoy por ti

grita: Dónde estás sin mí.

 

*Marlango nos cuenta lo penoso que será estar un día sin él, al igual que la penosa angustia que siente el protagonista del poema.

Un día sin ti

Anuncios